Serge Lutens

Serge Lutens

«Serge Lutens ha contribuido de manera significativa a lo que más tarde se ha llamado la perfumería especializada o incluso, la perfumería selectiva con su gusto por una estética sofisticada, distinguida y exquisita. Durante más de 20 años, Lutens imagina sus perfumes, originales y elegantes, como una inmersión en el corazón fantasioso del Oriente. Historias extraordinarias y fragancias de excepción.»

Autodidacta, Serge Lutens rápidamente desembarca en el mundo de la cosmética. Su primera línea de maquillaje para la casa Christian Dior (en 1967), es toda una revelación, pura audacia y atrevimiento alrededor de una estética perfectamente identificada con la imagen de una mujer de tez extremadamente blanca y diáfana. Aunque a Serge Lutens le apasiona el negro, el color de las tinieblas y todos sus matices. Cuando en 1980 Shiseido le contrata para crear las colecciones de maquillaje, el creador aprovecha para lanzarse siguiendo su verdadera pasión que es el perfume. Su primera fragancia se llama Nombre Noir (1982), una fragancia misteriosa y opulenta (benguí, tonka, miel…).

Hoy en día, Nombre Noir no se vende en ningún sitio, es como una especie de “collector” que lleva las primicias de la firma Serge Lutens. Más tarde y dejando a la mente vagabundear por senderos olfativos más originales, nace toda una serie de aromas increíbles. Así, Amber Sultan es como la quintaesencia de un Oriente fantasioso a través de un perfume embriagador y envolvente. Arabie posee las llaves de una caja de Pandora donde se esconde un tesoro cargado de especias. Musc Koublai Khan incita a la imaginación a viajar al país de los mongoles donde embelesan los aromas de los almizcles prohibidos. Todas las fragancias de Serge Lutens son voluptuosas y se las reconoce por la estela opulenta que dejan en el aire. A veces, una planta o una flor reciben todos los honores, como es el caso de Iris Silver Mist, de infinita delicadeza y tan suave que se podría decir que magnifica el dulce aroma de los rizomas de los lirios. Otras veces, es una Datura (estramonio) negra y embriagadora o una Tubéreuse (nardo) criminal y sulfurosa que, aunque un poco “farmacéutica” por su olor no tan agradable, dicen que es mejor no dejar salir a las jovencitas durante el período de floración de esta planta debido a su riqueza olfativa tan dramática. Sin olvidar por supuesto una fragancia, más para todos los públicos, que es Femininté du bois y a la bonita idea de que el cedro también tiene su lado femenino.
Estas maravillas olfativas son hoy más de cuarenta junto con la colección “deluxe” y más exquisita que se llama Section d’or. Su templo está en París, en el corazón de los Jardines del Palacio Real, en un extraño lugar misterioso, fruto 100% de la imaginación de Serge Lutens.

El contenido visual que se muestra en nuestra web pertenece a los autores a los que hacemos referencia. Nos basamos en la legalidad y la ley Fair Use (uso justo) de sus obras.
Si por alguna razón algún artista de referencia desea que suprimamos alguno de estos recursos visuales no dude en contactarnos y automáticamente eliminaremos dichas fotografías de nuestro blog.
Maximiliano de Cabrera tiene como misión difundir la cultura y siempre seguirá las pautas artísticas expresas de los creadores reflejados en su blog.
Puede contactar con pierre-maurice@maximilianodecabrera.com si es autor de referencia y requiere que suprimamos o rectifiquemos el contenido de nuestros posts.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.