Chandigarh

Chandigarh

«¡Diseñar toda una nueva ciudad es algo fascinante especialmente para un arquitecto! La historia, a menudo, ha influenciado la construcción de las ciudades alrededor de ríos y ha dado también a la geometría de unos planos pleno derecho de ciudadanía. El siglo XX ha visto surgir dos grandes ciudades: Brasilia en Brasil, bajo la instigación de Oscar Niemeyer y Lucio Costa y, Chandigarh en la India, bajo el mando de Le Corbusier.

Tras la división de la India en 1947, Lahore, la capital del Panyab (en inglés Punjab) se convierte en paquistaní y es cuando Nehru decide la creación de una nueva ciudad, que se llamará Chandigarh (Fort Chandi en homenaje a la diosa del mismo nombre).
Albert Mayer traza los primeros planos, pero serán Le Corbusier y su primo Pierre Jeanneret quienes llevarán a cabo el urbanismo y diseñarán los grandes edificios públicos de rigor.
El plan de la ciudad se dividió en 60 sectores numerados del 1 al 60, un modelo práctico para orientarse y para encontrar el buen camino fácilmente. Cabe resaltar el hecho de que dos mentes racionales como las de los primos Jeanneret, evitaran concebir el sector número 13 (número de la mala suerte) siguiendo la pauta de la superstición occidental de la última cena de Jesús. Para la circulación, se creó un sistema de siete vías según la densidad previsible. En Chandigarh, el tráfico ha sido desde siempre mucho más fluido que en las otras ciudades de la India, pero hoy ya no es así.

En el Capitolio se concentran los principales edificios de Le Corbusier encontrándose todos en un estado bastante pasable todavía, aunque las restauraciones permanentes ayudan al buen mantenimiento de los mismos. El Palacio de la Asamblea del Panyab está rodeado por un estanque de agua y tiene un techo curvo de hormigón que es majestuoso. El Tribunal de Justicia se viste de geometría con sus recortes abiertos al cielo. La elección del uso de colores brillantes anima alegremente la fachada.

Los edificios de la Secretaría General son oficinas donde todavía se respira el recuerdo de los muebles de época en madera y mimbre (hoy en día muy en boga). La gran escultura que representa una mano abierta diseñada por Le Corbusier simboliza la nueva ciudad.

Desde 2016, todos estos edificios han sido catalogados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Cincuenta años más tarde, los edificios de Le Corbusier (aunque muchos en restauración) no han perdido nada de su esplendor.

El contenido visual que se muestra en nuestra web pertenece a los autores a los que hacemos referencia. Nos basamos en la legalidad y la ley Fair Use (uso justo) de sus obras.
Si por alguna razón algún tapete o artista de referencia desea que suprimamos alguno de estos recursos visuales no dude en contactarnos y automáticamente eliminaremos dichas fotografías de nuestro blog.
Maximiliano de Cabrera tiene como misión difundir la cultura y siempre seguirá las pautas artísticas expresas de los creadores reflejados en su blog.
Puede contactar con pierre-maurice@maximilianodecabrera.com si es autor de referencia y requiere que suprimamos o rectifiquemos el contenido de nuestros posts.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.