Azafrán

Azafrán

«Descubrí el azafrán por allá en mi infancia. Un condimento muy especial y con un característico aroma donde su exquisito color rojo anaranjado logra transportarme a ciertas tierras lejanas haciendo una explosión de sensaciones en mis papilas gustativas.»

 

Conocido como el “oro rojo”, el azafrán es un condimento muy conocido por su característico olor y los cálidos colores que aporta a toda una variedad de platos. Delgados filamentos de azafrán son los que forman el estigma (la parte superior del pistilo) de la planta conocida como crocus sativus. Aquellos filamentos que posean su característica fragancia son utilizados como condimento final.

La selección de filamentos se realiza a mano, de ahí el alto coste de este hermoso ingrediente. Una vez seleccionados y agrupados, los estigmas se dejan secar para que jueces expertos juzguen su calidad final gracias a su color. Para 1 kilo de azafrán es necesario utilizar entre 100.000 y 200.000 flores-una tarea de paciencia y precisión.

El origen del azafrán se remonta a más 3.000 años atrás, proveniente de la Antigua Grecia previo a su expansión hacia el Este. Como complemente en la cocina, el azafrán era comúnmente buscado y usado por su supuesto valor terapeuta. Tal como dijo Pline: “el azafrán es muy útil en la medicina. Su aplicación con huevo puede conseguir aliviar cualquier tipo de inflamación, especialmente aquellas relacionadas con los ojos e incluso aportar propiedades diuréticas.

Después de su ingestión, se puede conseguir un alivio de la presión en la cabeza provocada por el consumo de bebidas como el vino e incluso mantener a raya el efecto embriaguez.

El azafrán ayuda a inducir el sueño; es suavemente desorientador e incluso se llega a utilizar como afrodisíaco…” el relato de Pline muestra como nuestro ingrediente esté presente con nosotros desde los inicios del siglo después de Cristo.

Con un sabor ligeramente amargo y dulce con finas trazas metálicas, el azafrán también es apreciado por su hermoso color amarillento e naranjado que se consigue al ser utilizado dentro de la cocina. Su aroma le añade un toque de encanto a distintos platos como un buen risotto, un rrancini o un postre como el bizcocho añadiéndoles un sabor único.

El contenido visual que se muestra en nuestra web pertenece a los autores a los que hacemos referencia. Nos basamos en la legalidad y la ley Fair Use (uso justo) de sus obras.
Si por alguna razón algún tapete o artista de referencia desea que suprimamos alguno de estos recursos visuales no dude en contactarnos y automáticamente eliminaremos dichas fotografías de nuestro blog.
Maximiliano de Cabrera tiene como misión difundir la cultura y siempre seguirá las pautas artísticas expresas de los creadores reflejados en su blog.
Puede contactar con pierre-maurice@maximilianodecabrera.com si es autor de referencia y requiere que suprimamos o rectifiquemos el contenido de nuestros posts.

2 Comments

  1. Sobre la tela pajiza,
    ella quisiera bordar
    flores de su fantasía.
    ¡Qué girasol! ¡Qué magnolia
    de lentejuelas y cintas!
    ¡Qué azafranes y qué lunas,
    en el mantel de la misa!
    (La monja gitana Federico Garcia lorca)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.