Relacionado conmigo

¿Por qué un blog?

Mientras estábamos desarrollando nuestra futura fundación, surgió la necesidad de crear lo que hoy se conoce como blog. Algo que podría considerar como un bloc de notas enfocado a todos aquellos de mi interés.

Elegí el blog por su potencial en poder contar historias en tiempo real, tejiendo un hermoso tapiz lleno de encuentros y descubrimientos con la cultura como finalidad, en el sentido más amplio.

Además de las reflexiones sobre eventos y exhibiciones, el blog también profundizará en temas del patrimonio mundial. Desde el arte hasta la moda, sin escatimar en arquitectura (mi principal devoción), viajes y cocina, estas reflexiones serán pequeñas burbujas para poder escapar de la vida cotidiana, escritas para ser compartidas con cualquiera que crea-como yo-que el papel de la cultura hoy en el mundo es más vital que nunca.

De Barcelona donde ya desde pequeño sentía admiración por todo lo que fuera diseño; quizás influenciado por el porte elegante, el talante y «savoir faire» de mi madre.

Pero, finalmente, mi inquietud artística dentro del campo de las artes escénicas, escultura y pintura acabó floreciendo en la arquitectura. Lo tenia claro:quería ser arquitecto.

Formándome en las escuelas y universidades más relevantes del mundo: estudié Arquitectura en la Universidad de Barcelona con su posterior master en Bélgica pasando por Lausanne, París, Buenos Aires, Sao Paulo y Roma, donde realicé mis primeros proyectos arquitectónicos.

Me considero una persona de mundo aunque los que me conocen bien saben que soy fiel devoto de Paris, la ciudad cuya luz ya se vio reflejada en «La Boheme» de Puccini, músico por el que siento gran admiración. Me considero Pucciniano, compositor que en 1880, con la ayuda de un pariente y una beca, consiguió inscribirse en el Conservatorio de Milán para estudiar composición.

¿Que hubiera sido de  Puccini si no hubiera tenido la oportunidad de recibir esa ayuda para sus estudios? ¿Qué sería del talento artístico sin las oportunidades que brindan los mecenas para difundir su obra? Ambas preguntas retóricas mantienen una estrecha relación con mi nuevo proyecto de vida: La «Fundación Maximiliano de Cabrera por el Mecenazgo Artístico».

Con dicha Fundación, afirmo la intención de financiar el talento creando oportunidades, conectando a esos artistas emergentes con mi amplia red de destacadas «connaissances». En resumen:

«A los artistas y talentos que formen parte de este maravilloso proyecto me gustaría ofrecerles el respaldo y la oportunidad de encontrar el horizonte en sus caminos».

Soy padre de dos hijos, Leonardo Maximiliano y María Alba Valentina, por los que siento una devoción absoluta.  Es por eso que el legado más importante que quiero dejar a mi familia es transmitir inspiración y aliento a todos aquellos que comparten mi lema personal:

«Si podemos creerlo, podemos hacerlo».

 

Puedes consultar mi biografía heráldica haciendo click en este enlace.